martes, 11 de noviembre de 2014

EL VENDEDOR por Maite Pagazaurtundúa


Habría podido ser vendedor de crecepelo. Habría podido sortear con su simpatía cualquier situación embarazosa en el sur del Mississipi. Martín pertenece a la estirpe de los hombres y mujeres que irradian alegría de vivir y compromiso personal con otros seres humanos.

Lo conocí cuando presidía la Fundación de Víctimas del Terrorismo y desde la acción cultural que desarrollaba por entonces en el club de sus amores nos ofreció apoyo para viajar a Granada, para visibilizar nuestro trabajo y los objetivos de justicia, verdad, memoria y reparación para las víctimas del terrorismo.

Una y otra vez, primero con la Fundación Granada C.F. y después desde el Foro de la Magdalena, me ayudó a regresar a Granada para hablar con jóvenes y mayores, en colegios, en universidades, donde fuera…

Martín entró en los corazones de toda mi familia en algún momento que no puedo determinar y, cada tanto, nos visita en casa, lejos de Granada, muy al norte de la bella ciudad por la que hemos paseado juntos algunas veces. De fútbol con quien habla es con mi marido, dicho sea.

No he podido evitar que aparezca dando nombre a un personaje secundario –un cameo- en Operación Cochinillo, la novela satírica que llegará a las librerías mañana mismo. Un pequeño homenaje.

Enhorabuena, querido amigo, por los dos años del "crecepelo".

            MAITE PAGAZAURTUNDÚA